¿Por qué es importante la vacuna contra el virus del papiloma humano? Quiero

¿Por qué es importante la vacuna contra el virus del papiloma humano?

La mejor manera de prevenir la infección con el VPH es vacunándose.

No existe ningún tratamiento que permita eliminar el virus del papiloma humano (VPH). Sí que existe, en cambio, “una herramienta de prevención muy eficaz”, afirma la doctora Cristina Mariné, ginecóloga del equipo de Ginnova Barcelona de la clínica Mi Tres Torres: la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH).

Este virus es muy común en la sociedad, 8 de cada 10 personas sexualmente activas lo contraerán en algún momento de sus vidas. En la mayoría de los casos el virus del papiloma humano será eliminado por el sistema inmune sin dejar secuelas, pero en un 15% de ellos la infección continuará y puede dar lugar, a lo largo de los años, a la aparición de cáncer y distintas lesiones. Existen diferentes vacunas en el mercado, todas ellas previenen la infección por los tipos de VPH que causan tanto la mayoría de los cánceres de cuello uterino, como algunos de los cánceres de ano, vulva, vagina y orofaringe. Asimismo, algunas previenen también la infección por los tipos que causan la mayoría de las verrugas genitales.

 

¿Quién puede vacunarse contra el virus del papiloma humano?

La principal vía de infección del VPH es mediante las relaciones sexuales. Por este motivo, “lo ideal es poner la vacuna antes de que se inicie la actividad sexual y exponerse al VPH, porque así nos aseguramos de que la persona recibe la máxima protección”, apunta la doctora Mariné.

Es una vacuna incluida en el calendario de vacunaciones sistemáticas de la Generalitat de Catalunya, y solo se suministra a niñas de sexto curso de primaria, entre los 11 y los 12 años y a ciertos colectivos considerados de riesgo. Eso no quiere decir que otras personas no se puedan beneficiar de ella. Las mujeres de mayor edad y sexualmente activas también se pueden vacunar, aunque quizás ya pueden haber estado expuestas a uno o más de los tipos de VPH contra los que protege la vacuna. Igualmente, los niños, a partir de los 9 años, y los hombres, a pesar de que hayan podido tener alguna exposición vírica, pueden recibir la vacuna.

“La vacuna contra el virus del papiloma está muy estudiada. Es muy segura, aunque puede provocar algún efecto secundario leve como dolor en la zona de la punción, dolor de cabeza y, tal vez, algunas décimas de fiebre”, indica la ginecóloga de Mi Tres Torres. “La vacuna no lleva el virus, está basada en Virus-like particles, que son unas proteínas muy parecidas a unas proteínas que contiene el VPH. Cuando inyectas la vacuna, el sistema inmunitario crea anticuerpos contra esas partículas, así se consigue que en caso de que se produzca una infección, como ya tenemos anticuerpos, nuestro organismo impide que nos infecte el virus”, describe la especialista en VPH.

No es recomendable que se vacunen las mujeres embarazadas, ni las personas que han tenido alguna reacción adversa a otra vacuna que tenga los mismos componentes.

Además de la vacuna contra el virus del papiloma humano, existen otras medidas de prevención. Se puede reducir la probabilidad de contagio con el uso del preservativo de forma correcta cada vez que se tengan relaciones sexuales. “El preservativo evita, aproximadamente, un 70% de los contagios”, indica la doctora Cristina Mariné, ginecóloga del equipo de Ginnova Barcelona de la clínica Mi Tres Torres.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies