Prevención cardiovascular: la mejor opción para evitar enfermedades Quiero

Prevención cardiovascular: la mejor opción para evitar las enfermedades cardiovasculares

La mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse actuando sobre factores de riesgo clásicos conocidos y modificables.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de defunción en todo el mundo. Anualmente mueren más personas por alguna de estas enfermedades, entre las que se encuentran la hipertensión arterial, el infarto de miocardio o el derrame cerebral, por citar algunas, que por cualquier otra causa, según indican desde la Organización Mundial de la Salud (OMS). La mayoría de estas patologías pueden prevenirse actuando sobre factores de riesgo clásicos conocidos y modificables, por lo que “la mejor manera de combatirlas es procurando que no lleguen a aparecer llevando a cabo una buena prevención cardiovascular”, afirma el doctor Álvaro Sainz, responsable de la Unidad de Cardiología de Mi Tres Torres. Para ello es necesario evitar el sedentarismo y, controlar los niveles de colesterol, además de vigilar peso, la presión arterial y el nivel de azúcar en sangre, así como prescindir del tabaco.

 

Otro aspecto a tener en cuenta es que el envejecimiento es un factor de riesgo, como lo evidencia el hecho de que a partir de los 40 o 45 años en los hombres y de los 55 años en las mujeres el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular aumenta. “El problema es que en este tipo de enfermedades cuando los síntomas se manifiestan el daño ya está hecho y el problema es irreversible”, explica el doctor Sainz. Y añade: “Yo siempre les digo a los pacientes que por cada día que se porten bien a partir de los 45 o 50 años, es un día vida con calidad que ganan en la tercera edad”.

 

Consejos básicos de prevención cardiovascular

 

Para lograr una prevención completa que garantice la buena salud del corazón, desde la OMS recomiendan prestar atención a los siguientes aspectos:

 

  • Llevar una dieta sana. “Una dieta equilibrada y controlar el peso es fundamental para la salud del corazón y del sistema vascular”, remarca el responsable de la Unidad de Cardiología de Mi Tres Torres. Por esta razón, se recomienda consumir abundantes frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, pescado y legumbres, y poca sal y azúcar. El alcohol debe consumirse con moderación.

 

  • Realizar ejercicio físico de manera regular. Hacer al menos 30 minutos diarios de actividad física ayudan a mantener el sistema cardiovascular en forma. “La constancia es muy importante para que el deporte sea cardiosaludable, por ello es mejor hacer ejercicio media hora diaria que hacerlo un día a la semana con mucha intensidad”, puntualiza el especialista en cardiología.

 

  • Evitar el consumo de tabaco. El tabaco daña gravemente la salud, independientemente de cómo se consuma (cigarrillos, cigarros, pipa o tabaco para mascar). “El riesgo de infarto de miocardio y de accidente vascular cerebral empieza a disminuir inmediatamente después de dejar de fumar y se puede reducir a la mitad en un año”, indica el doctor Álvaro Sainz.

 

Revisiones médicas regulares

 

Junto con estos hábitos de prevención cardiovascular, conviene añadir otro elemento que sirve para conocer el estado de salud cardiovascular de una persona, y detectar lo más precozmente posible la aparición de los temidos factores de riesgo cardiovascular: las revisiones médicas. Acudir al médico al menos una vez al año para hacerse un chequeo, medir la tensión, someterse a una analítica que permita revisar la glucosa en sangre, el colesterol, los triglicéridos, etc., es muy recomendable.

 

Posts relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies