¿Cómo pueden preservar la fertilidad las mujeres con cáncer? Quiero

¿Cómo pueden preservar la fertilidad las mujeres con cáncer?

Las mujeres que padecen cáncer y quieren tener hijos, es fundamental que acudan lo antes posible a un ginecólogo experto en fertilidad para analizar las opciones de preservación de la fertilidad. 

El número de cánceres diagnosticados en España a lo largo del año 2022 se estima que superará los 280.000 casos, según los cálculos de la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN). En torno al 5% de esas personas tendrá menos de 45 años, de las cuales más del 63% serán mujeres. Ello implica que muchas de esas pacientes oncológicas se encontrarán en edad fértil, por esa razón es muy importante analizar las consecuencias a largo plazo que pueden comportar los tratamientos oncológicos en su fertilidad para plantear métodos de preservación.

“La perspectiva de poder preservar la fertilidad tiene efectos psicológicos beneficiosos para las pacientes, y les puede ayudar a sobrellevar mejor el tratamiento y a hacer planes de futuro”, afirma la doctora Marta Suárez, responsable de la Unidad de Mama y Ginecología de UOMI Cancer Center.

Tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia, la radioterapia o la cirugía, afectan la fertilidad de la mujer de manera transitoria o permanente. Por ejemplo, se estima que el 42% de las pacientes jóvenes desarrollan un cese de actividad de los ovarios de forma prematura antes de los 40 años tras el tratamiento de quimioterapia. “Aunque se recuperen las menstruaciones después de una quimioterapia, ello no implica que la mujer vuelva a ser fértil”, expone la doctora Marta Suárez. “La menstruación se puede recuperar meses después de la quimioterapia pero eso no conlleva que se recupere la fertilidad, y este es un factor de confusión entre las mujeres”, añade.

De ahí que sea fundamental, según la oncóloga de UOMI Cancer Center, “consultar con un ginecólogo experto en fertilidad antes de iniciar un tratamiento oncológico, porque aportará información a la paciente sobre los riesgos que puede conllevar el tratamiento, así como de los métodos de preservación de la fertilidad que puede realizarse previamente”.

Criopreservación de óvulos para preservar la fertilidad

La técnica más común de preservación de la fertilidad para mujeres con cáncer es la criopreservación de ovocitos  (popularmente conocida como congelación de óvulos). Para llevar a cabo la criopreservación, se obtienen unos ovocitos de la paciente y se congelan para su fecundación más adelante  in vitro .“Este proceso para disponer de los ovocitos requiere unos 14 días de estimulación ovárica desde el día 1 del ciclo menstrual, en los será necesario suministrarle a la paciente una medicación para que produzca estos óvulos”, describe la doctora. Por ello, “la planificación previa es fundamental y hacerlo cuanto antes mejor, para no demorar el inicio del tratamiento contra el cáncer”, remarca la especialista de UOMI Cancer Center.

Una vez la paciente haya conseguido superar el cáncer y se plantee quedarse embarazada, será necesario fecundar in vitro el ovocito criopreservado y transferirlo al útero de la mujer. Después de la transferencia embrionaria, será necesario que se someta a un tratamiento hormonal durante diversas semanas para dar lugar al embarazo. “Basándonos en varios estudios publicados, no parece existir un incremento de riesgo de recaídas del cáncer en mujeres que realizan tratamientos de preservación de la fertilidad o a consecuencia de un embarazo, incluidas aquellas pacientes con tumores hormonosensibles”, indica la la doctora Suárez. Además, “tampoco implican un incremento de riesgo de cáncer en los futuros hijos”, concluye.

Posts relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies