La dieta cardiosaludable ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares - Mi Tres Torres Quiero

La dieta cardiosaludable ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares

Aunque hay ciertos factores de riesgo como la edad o los antecedentes familiares en los que no se puede incidir, una alimentación adecuada acompañada de otros hábitos saludables, reduce el riesgo de padecer este tipo de patologías

Seguir una dieta cardiosaludable es fundamental para reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Este tipo de trastornos, que afectan al corazón y los vasos sanguíneos, son a día de hoy la principal causa de defunción en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hay diversos tipos de enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión, las arritmias, el infarto de miocardio, las cardiopatías o el tromboembolismo pulmonar, por citar solo algunas de las más conocidas. Estos problemas a menudo son causados por la aterosclerosis. Dicha afección se desarrolla de manera gradual cuando la grasa y el colesterol se acumulan en las paredes de las arterias, limitando el flujo de sangre hacia los órganos y los tejidos o llegando a obstruirlas por completo.

“En la sociedad occidental, la enfermedad de nuestro tiempo es la abundancia alimentaria, y el consumo excesivo de alimentos hipercalóricos y de grasas”, afirma el doctor Álvaro Sainz, responsable de la Unidad de Cardiología de la Clínica Mi Tres Torres. Y prosigue: “Esta abundancia hace que a partir de los 40 años se eleve el índice de masa corporal de las personas, y empiecen a aparecer, por ejemplo, niveles de colesterol elevados o problemas de hipertensión”. El índice de masa corporal (IMC) es un indicador que se calcula en base al peso y la estatura de la persona. “Entre 20 y 25 de índice de masa corporal es en el rango en el que debería estar la mayoría de la población”, sostiene el cardiólogo de la Clínica Mi Tres Torres.

Para controlar el sobrepeso y evitar sus efectos colaterales, como la aparición de la aterosclerosis, es necesario llevar un estilo de vida activo, hacer ejercicio regularmente y seguir una dieta cardiosaludable.

 

Dieta cardiosaludable y estilo de vida activo

La dieta cardiosaludable se basa en el consumo de alimentos vegetales como pasta, arroz, verduras, hortalizas, legumbres, frutas y frutos secos, aceite de oliva, y así como pescados y grasas saludables. Por contra, hay que reducir aquellas grasas que aumentan los niveles de colesterol y del llamado colesterol malo (LDL), como son las grasas saturadas y las grasas trans. Las grasas saturadas abundan en alimentos como el tocino, la mantequilla, la leche entera, las carnes grasas o los embutidos. Por su parte, las grasas trans se encuentran en productos industriales como galletas, bollería, alimentos precocinados, snacks y fritos, helados, cremas o batidos.

“A los pacientes siempre les digo que a partir de los 45 o 50 años, por cada día que siguen hábitos cardiosaludables, están ganando un día más de calidad de vida cuando sean ancianos”, afirma el doctor Álvaro Sainz. Esta tarea de prevención cardiovascular es una carrera de fondo, y conviene iniciarla lo antes posible. “Es conveniente transmitir de padres a hijos hábitos de vida saludables, inculcarles la importancia de seguir una dieta equilibrada y de practicar deporte regularmente. De esta manera, contribuirán a que cuando sus hijos encaren el último tercio de su vida, a partir de los 50 o los 60 años, lo hagan con un buen estado de salud cardiovascular”, concluye el especialista de la Clínica Mi Tres Torres.

Posts relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies