Mi Testimonio con el Dr. Santiago Viteri - Diana Piferrer - Mi Tres Torres Quiero

Mi Testimonio con el Dr. Santiago Viteri – Diana Piferrer

“Tú sabes que es un partido difícil, pero en tu equipo tienes a Messi, así que vas a competir con el mejor”

Entrevistamos a Diana Piferrer, paciente con cáncer de pulmón que sigue tratamiento con el Dr. Santiago Viteri, director de UOMI Cancer Center, el servicio de oncología médica de Clínicas Mi.

El cáncer de pulmón es uno de los tumores más frecuentes a nivel mundial y su causa suele asociarse, principalmente, al consumo del tabaco. Sin embargo, Diana pertenece a esa reducida comunidad de pacientes que padece esta dolencia sin haber fumado nunca. Ya hace diez años que le diagnosticaron la enfermedad, y que empezó a visitarse con el Dr. Viteri. A día de hoy, Diana sigue en tratamiento, pero, afortunadamente puede hacer vida completamente normal, y en estos años ha fundando una familia y un hogar.

Hemos hablado con Diana para conocer de cerca su caso y  saber en cómo es convivir con esta enfermedad en su vida cotidiana. Cuando le hemos preguntado por el Dr. Viteri, no ha podido evitar emocionarse: asegura que “se lo debe todo” al doctor.

  • ¿Cuándo te diagnosticaron el cáncer de pulmón?

Me diagnosticaron el cáncer tras 15 días ingresada en el hospital, y tras muchas pruebas diagnósticas para saber lo que tenía. Fue en enero de 2012, yo tenía 36 años.

  • ¿Cuáles son las causas de la enfermedad?

Lamentablemente, las causas de mi enfermedad son desconocidas.

 

  • ¿Cómo conociste al Dr. Viteri?

El mismo día que me diagnosticaron el cáncer de pulmón, mi marido estuvo hablando con un doctor y le preguntó quién era el mejor profesional en cáncer de pulmón a nivel mundial. Por suerte, el doctor le contestó que los mejores profesionales estaban en Barcelona y que para él el mejor era el Dr. Viteri, y así fue como a los dos días del diagnóstico tuve la inmensa fortuna de conocerle.

  • ¿Por qué decidiste seguir tu tratamiento con él?

En primer lugar, por la recomendación del doctor, que hoy en día es un buen amigo. En segundo lugar, porque existió una diferencia abismal entre el que me dieron inicialmente y el tratamiento que me iban a hacer, respecto al tratamiento que me propuso el Dr. Viteri y que, sin ninguna duda, me salvó la vida.

Él no se quedó con las pruebas diagnósticas habituales, si no que me realizó un estudio molecular del tumor. Con él pudieron detectar que mi tumor tenía una mutación genética en el gen ALK, y a partir de ahí consiguió que pudiera acceder a un fármaco que, en aquel momento, aún no estaba aprobado en España, y que era específico para mi mutación. Ello hizo que no tuviera que someterme a tratamientos más generalistas o invasivos como la quimioterapia, y que en mi caso muy probablemente no hubiera tenido un buen fin.

  • ¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento consiste en un medicamento vía oral a diario. Se trata de un fármaco creado específicamente para tratar mi tipo de cáncer (ALK positivo).

  • ¿Qué duración tiene este tratamiento?

Actualmente sigo con la medicación. Lamentablemente, en mi caso el tratamiento es de por vida, ya que, al existir esta mutación genética, si se deja de tomar la medicación la enfermedad se vuelve a reactivar.

  • ¿Cómo ha sido el proceso?

Lo recuerdo todo muy fácil. Me comparo con otros pacientes que han sufrido la quimioterapia u otros tratamientos y sé que he sido y soy una completa afortunada. Han existido momentos difíciles, sobre todo al principio, en el que la medicación me ocasionó un poco de choque en todo el cuerpo, pero el resto ha sido fácil.

He de decir también que ha sido fácil no solo por el tratamiento en sí, si no sobre todo por el inmejorable trato que siempre me ha brindado el Dr. Viteri y su equipo. Por su gran profesionalidad, por su enorme humanidad y por su disponibilidad las 24 horas del día y los 365 días al año. Todo ello es lo que ha facilitado mi proceso.

  • ¿Qué recuerdas de aquella etapa inicial?

Como todavía sigo en tratamiento, no tengo un recuerdo en pasado si no en presente. No obstante, los peores momentos han pasado, y recuerdo aquella etapa con terror, pero con la gran tranquilidad de saber que tenía al Dr. Viteri y a su equipo a mi lado.  Eso nos dio mucha paz tanto a mí como a mi familia.

Siempre recordaré unas palabras que me dijo un radiólogo al hacerme un PET. Yo estaba muy asustada y le pregunté como veía las imágenes. Él me contestó: “tú sabes que es un partido difícil, pero en tu equipo tienes a Messi, así que vas a competir con el mejor”. Y no se equivocó.

  • ¿Cómo te preparaste para enfrentarte a esta situación?

Lo cierto es que yo siempre he sido una afortunada, ya que me he dejado llevar. Fueron mi marido y mi familia quienes eligieron al profesional que me acompañaría en mi enfermedad. Después decidí no hacerme preguntas y dejarme llevar por él. Jamás he buscado nada en las redes sociales ni he querido conocer otras opiniones. Siempre he sabido que estoy en las manos del mejor equipo y, por lo tanto, lo único que tengo que hacer es lo que ellos me digan.

  • ¿Cuáles eran las probabilidades de superar la enfermedad cuando iniciaste el tratamiento?

Cuando me diagnosticaron el cáncer no pregunté jamás si tenía probabilidades o no de superarlo. Sabía que el tipo de cáncer que tenía era muy grave, y no hicieron falta más palabras para entenderlo. Con el tiempo he ido ganando fuerzas y curiosidad por saber más. Ahora sé que las probabilidades de supervivencia eran muy bajas y que los doctores que me diagnosticaron pensaban simplemente en unos tres meses de vida.

  • ¿Cuál es tu situación actual con la enfermedad?

No he superado el cáncer, ya que mi tratamiento es de por vida. Actualmente sigo en tratamiento y con pruebas diagnósticas frecuentes. No obstante, recuerdo con especial emoción el día en que el Dr. Viteri me dijo que ya no quedaba tumor y que habíamos conseguido eliminarlo. Coincidió aproximadamente con la Navidad siguiente al diagnóstico, y te aseguro que fueron las mejores Navidades de mi vida.

  • ¿Cómo ha sido la vida de Diana desde entonces?

A pesar de continuar en tratamiento, el Dr. Viteri ha conseguido que durante todo este tiempo y a pesar de padecer un cáncer de pulmón en estadio IV, haya tenido una vida completamente normal y que a ojos de cualquier persona yo sea alguien totalmente sana. He podido ser madre y continuar trabajando como siempre. He de decir también que mi vida es algo distinta que antes de sufrir la enfermedad. Ahora dedico menos tiempo a trabajar y más a aquellas cosas que me hacen feliz. La verdad es que me siento una afortunada.

  • ¿Te gustaría dedicarle algunas palabras al Doctor Santiago Viteri?

Hablar o escribir sobre el Dr. Viteri siempre me resulta muy difícil, ahora mismo estoy llorando. Me emociona saber que existen personas como él, y muchas veces me pregunto qué he hecho yo para tener tanta suerte.

No tendría suficiente espacio en unas líneas para agradecerle todo lo que hace por mí. Agradecerle su humanidad, profesionalidad, cercanía, consejos y, sobre todo, agradecerle mi vida, sé que se la debo a él.

Posts relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies