CRIBADO GENÉTICO Y PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE MAMA Quiero

CRIBADO GENÉTICO Y PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE MAMA

La ginecóloga Natalia García Montaner nos habla sobre estos aspectos preventivos del cáncer de mama

No podemos prevenir la aparición de un cáncer de mama en todos los casos, pero estudios recientes han concluido que se puede disminuir el riesgo de desarrollarlo con ciertas medidas relacionadas con la “vida sana”. Evitar el sobrepeso y la obesidad es un factor crucial pues el exceso de grasa corporal segrega estrógenos que están relacionados con la aparición del cáncer. También se ha relacionado con el consumo regular de alcohol, así pues, las recomendaciones de las sociedades científicas al respecto es hacer una dieta basada en frutas, verduras y proteínas animales evitando el exceso de grasa, ejercicio físico regular y evitar el consumo regular de alcohol.

Y para su detección precoz es muy importante la práctica de una mamografía periódicamente a mujeres a partir de los 40 años, pues su diagnóstico precoz es clave en el pronóstico de la enfermedad, que a pesar de ser muy frecuente tiene un alto índice de curación con las terapias adecuadas si se diagnostica a tiempo.

Alrededor del 7 % de los cánceres de mama son debidos una alteración de un gen que se hereda de padres a hijos. Los genes que con más frecuencia favorecen los cánceres de mama y ovario son los BRCA 1 y 2. Se trata de unas proteínas que se dedican a reparar las mutaciones que desencadenan el cáncer, y el hecho de ser portador de esta mutación hace que las personas afectadas no reparen estas mutaciones y acaben enfermando. Siendo la probabilidad de desarrollar un cáncer de mama a lo largo de la vida de un 57% en las portadoras de BRCA 1 y del 49% en el caso del BRCA 2. Se han popularizado recientemente por la noticia que salió en los medios de que la actriz Angelina Jolie que se había sometido a una mastectomía bilateral por ser portadora de la mutación del gen BRCA 1.

El estudio necesario para saber si una persona es portadora de estas mutaciones es tan complejo, y su frecuencia tan baja, que no está justificado hacer este tipo de tests a la población general, y se indica únicamente en casos muy concretos de pacientes con cáncer de mama u ovario o ambos a edades tempranas o varios casos en una misma familia.

En cuanto se diagnostica una paciente de riesgo se recomienda una supervisión estricta para diagnosticar precozmente la aparición del cáncer con autoexploración mensual, exploración clínica cada 6 meses y mamografía con o sin ecografía mamaria y resonancia magnética a partir de los 25-30 años, porque no existe tratamiento médico preventivo eficaz y la única alternativa es realizar una mastectomía bilateral con reconstrucción inmediata con prótesis, que reducirá el riesgo de cáncer a un 5%.

 

Dra. Natalia Garcia Montaner

Ginnova

Posts relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies