Consejos para una buena alimentación durante la quimioterapia Quiero

Consejos para una buena alimentación durante la quimioterapia

El oncólogo Carlos Cabrera ofrece diversos consejos dietéticos para que los pacientes puedan mantener una alimentación equilibrada y nutritiva durante el tratamiento.

La dieta es una gran aliada para sobrellevar un tratamiento de quimioterapia. El doctor Carlos Cabrera, oncólogo médico de UOMi Cancer Center, la nueva unidad unidad multidisciplinar altamente especializada en la atención integral del paciente oncológico de Mi Tres Torres, ofrece algunos consejos dietéticos para que las personas con cáncer puedan mantener una alimentación equilibrada y nutritiva que, además, les ayude a tolerar mejor los efectos secundarios de la quimioterapia.

Como primer consejo, explica que “no existe ninguna dieta milagrosa que cure el cáncer, pero sí hay recomendaciones que pueden ayudar a mantener el organismo en condiciones óptimas para sobrellevar los tratamientos oncológicos”.

Comer menos cantidad pero más veces al día

Se aconseja aumentar el número de comidas diarias pero que sean más ligeras. “Lo que recomendamos es que se hagan entre cuatro y cinco comidas al día en lugar de tres”, afirma el doctor Cabrera. “De esta manera, el paciente puede ingerir una cantidad adecuada de nutrientes y las digestiones le resultarán menos pesadas”, añade.

La ingesta de líquidos también se debe dosificar más. “Lo ideal”, detalla el doctor, “es que el paciente beba entre un litro y medio y dos litros de agua al día, pero que lo haga en tomas más espaciadas en el tiempo”.

Cuando tenga apetito, debe aprovecharlo

La pérdida de apetito o la sensación de saciedad son dos efectos secundarios habituales derivados del tratamiento de quimioterapia. Por ello, “cuando el paciente tenga hambre debe aprovecharlo y comer una ración algo más grande de lo habitual, pero sin excederse”, remarca el especialista de UOMi Cancer Center.

Consumir frutas y verduras a diario

Las frutas y las verduras son, según el oncólogo,“la principal fuente de vitaminas, antioxidantes y fitonutrientes dela alimentación, así como una excelente fuente de minerales, fibra y agua”. De ahí que sea importante consumirlas a diario.

Tener a la mano “snacks”

Es recomendable llevar a la mano pequeñas porciones de alimentos de fácil consumo. Los frutos secos son alimentos de algo contenido proteico y de grasas saludables, además son un excelente ejemplo de “snacks” que se pueden llevar a mano y consumir durante los tratamientos oncológicos en Hospital de Día o durante los traslados a las visitas médicas.

Evitar comidas con olores fuertes

Otra recomendación del doctor Carlos Cabrera es la de evitar los alimentos que emitan olores fuertes, “porque pueden generar sensación de asco y limitar las ganas de comer”. Por ejemplo, no son convenientes las comidas muy condimentadas, como puede ser el curry, o que contengan mucho ajo.

Asegurar la aportación de proteínas

La dieta de una persona que se está sometiendo a quimioterapia debe incluir alimentos ricos en proteína y energía para hacer frente al tratamiento. Esimportante que cada comida incluya alimentos que contenganhidratos de carbono, para cubrir el aporte adecuado de energía, y alimentos fuente de proteínas. “Consumirlos es imprescindible para reparar tejidos y mantener o recuperar la masa muscular”, indica. Las legumbres, los huevos, así como los pescados blancos y azules, son fuentes de proteínas recomendables.

Incluir grasas insaturadas

Las grasas insaturadastambién son necesarias en cualquier dieta y, por supuesto, en la de una persona que se está sometiendo a un tratamiento contra el cáncer. Alimentos como “el aguacate, los frutos secos y el aceite de oliva aportan estas grasas y también antioxidantes que refuerzan el organismo”, destaca.

Consumir carne muy moderadamente

“Recomendamos bastante prudencia con la ingesta de carne”, subraya el oncólogo de UOMi Cancer Center. Carnes blancas, como el pavo o el pollo, “se pueden consumir con una frecuencia de entre 2 y 3 veces por semana”, y siempre que sea posible que sean carnes de producción ecológica. En cambio, la ingesta de carne roja debe ser más limitada, y “no debe superar los 100 gramos semanales”, concluye el doctor Carlos Cabrera.

Posts relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies