Un Sant Jordi diferente, por el Dr. Tomás Torres, director médico Quiero

Un Sant Jordi diferente

Nuestro Director Médico, el dr. Tomás Torres, nos escribe un precioso mensaje en este Sant Jordi 2020

¡Feliz Sant Jordi a todos!

Este año se trata de un día diferente, no saldremos a pasear ni veremos las calles de la ciudad llenas de rosas. No regalaremos rosas a nuestras madres o hermanas, ni libros a nuestros padres o hermanos. Son tiempos difíciles y no disfrutaremos de este día como viene siendo habitual. Mucha gente ha sufrido desgracias personales o familiares.

Llevamos un mes y medio inmersos en una guerra que nos ha pillado a todos por sorpresa, ha alterado nuestra vida laboral, familiar y social. De repente las familias deben confinarse en sus domicilios, los niños no pueden ir al colegio, se regulan o prohíben las actividades laborales y se limitan los desplazamientos. Hemos visto escenas de histeria en los supermercados y ha cundido el pánico por la pandemia COVID-19. El sistema sanitario se ha colapsado y desgraciadamente han fallecido decenas de miles de personas, muchas de las cuales probablemente hubieran sobrevivido si no hubiera sido por la falta de medios materiales (respiradores) y humanos. Las familias han aceptado no visitar a sus seres queridos a los hospitales, en algunos casos ni siquiera se han podido despedir de ellos y no han podido rendirles homenaje en un funeral. En este momento, la percepción que tenemos de las personas es que son fuentes de contagio y debemos evitar el contacto social para intentar cortar la cadena y doblegar la curva. Las calles están desiertas, apenas hay alguien con una mascarilla paseando el perro y flota en el ambiente una sensación de tristeza y de incertidumbre… No sabemos cuándo acabará esto…

Pero, a pesar de todo, esta guerra ha traído también cosas buenas. La sociedad ha reaccionado con un grado muy alto de solidaridad y las empresas se han volcado para ayudar en lo que pudieran, ya sea fabricando material para nuestros equipos de protección individual o improvisando respiradores. Hemos visto cómo en general se respetaban las normas (incluso las más duras) por el bien común. Cada día el aplauso sanitario reconoce el esfuerzo y la valentía de nuestro colectivo, que ha trabajado sin descanso y sin poder conciliar la vida familiar. Hemos retomado el contacto con seres muy queridos que nos han buscado, se han interesado por nosotros, nos han animado y nos han llenado de energía positiva y buenas vibraciones, que nos han hecho creer que esto pasará y que volveremos a disfrutar.

Y ahora quisiera daros las gracias a todos los que habéis trabajado estas semanas, en la clínica o desde casa.

Gracias a los que se han preocupado por nuestros EPI´s. Las cosas han ido tan rápido y en un mercado tan hostil que es justo reconocer el gran trabajo para que vayamos bien protegidos. Se han invertido muchísimas horas y esfuerzos para conseguir material de debajo de las piedras.

Gracias al personal de limpieza, que sin ser sanitarios se han colocado sus EPI´s y se han implicado como los que más.

Gracias al personal de administración, cocina, Radiología y laboratorio…

Gracias al Dr. Jorge Huerta, al Dr. Jonathan Franco y al equipo de guardia de Medicina Interna por su gran labor diaria.

Quisiera agradecer muy especialmente al equipo que se ha dejado la piel estas semanas en la UCI. La situación no era fácil. Cada uno la vivía a su manera antes de empezar: unos con temor, otros con resignación, incertidumbre o desconfianza ante un enemigo desconocido y peligroso para nuestra propia salud y para la de nuestros familiares. Con algunos no había tenido el placer de trabajar juntos dado que habitualmente están en el área quirúrgica. Mi felicitación para todos vosotros, no se puede hacer mejor. Es un placer formar parte del mismo equipo.

Los Drs. Ferrero, Lucas y Oglio habéis demostrado el excelente nivel académico y la gran calidad humana que tenéis. El equipo de Enfermería (con mayúsculas) lo habéis bordado. Recuerdo la grata impresión que tuve cuando el SEM nos trajo a R y la recibísteis Mari, Carla y Almudena. Ese día vi que podíamos ganar. Las cosas han ido a mejor progresivamente y habéis curado a nuestros pacientes con vuestro cariño, esfuerzo y constancia. El EPI cada día molestaba menos y el temor inicial ha ido dejando paso a la confianza. La incertidumbre se ha visto superada por el refuerzo positivo del trabajo bien hecho. Estos días hemos vivido juntos experiencias que estoy seguro que no olvidaremos. Carol, Laura y Marisol luchasteis con todo para que J pudiese volver a ver a su esposa y a sus hijos adolescentes. No sé cómo será el resultado final, pero os aseguro que ver las caras de satisfacción de Laura y Carol cuando al día siguiente J despertó y lo extubamos no tiene precio. Estas familias estarán eternamente agradecidas porque hemos dado lo mejor de nosotros.

Todos hemos sido partícipes de una época histórica que recordaremos siempre y hemos ayudado a muchos pacientes que nos necesitaban. Esto pasará.

Feliz Sant Jordi 2020. Salud y Amor.

El próximo Sant Jordi será mucho mejor.

Muchos ánimos para vosotros y vuestras familias.

Dr. Tomás Torres

Director Médico – Mi Tres Torres

Posts relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies