Test de hidrógeno espirado para detectar intolerancias alimentarias Quiero

Test de hidrógeno espirado para detectar intolerancias alimentarias

El test es una prueba no invasiva que permite, a partir del aire exhalado, diagnosticar intolerancia a diferentes tipos de azúcares.

Aproximadamente un 20% de la población presenta durante su vida una reacción adversa alimentaria. En las últimas tres décadas ha aumentado la preocupación por las alergias o intolerancia alimentarias en las sociedades desarrolladas. Es fundamental llevar a cabo una valoración y un diagnóstico correcto con el fin de evitar dietas de eliminación innecesarias, que pueden conllevar retrasos en el crecimiento y el desarrollo en los niños, y déficit nutricional en los adultos.

 

Es posible que hayas percibido en tu entorno un aumento delos casos de intolerancias alimentarias -así como los de alergias- en los últimos años. A menudo, se habla de ellas indistintamente sin tener en cuenta de que se trata de dos aspectos totalmente diferentes, aunque a veces puedan presentar síntomas parecidos. “Las alergias provocan una reacción del sistema inmunitario, como la urticaria, mientras que en las intolerancias se trata de un problema metabólico y digestivo, disminución producción de enzimas”, puntualiza la doctora Ester Moreno, responsable del laboratorio del centro médico Mi Tres Torres y coordinadora de laboratorios hospitalarios en Cerba Internacional. De entre la multitud de intolerancias existentes, una de las que más prevalece es al azúcar, en sus diferentes variantes como son la lactosa, la fructosa o el sorbitol, por ejemplo. Para diagnosticarla los laboratorios especialistas disponen del test de hidrógeno espirado. Es una prueba no invasiva que permite, a partir del aire exhalado, determinar la cantidad de hidrógeno formado por la flora intestinal habiendo ingerido previamente un tipo de azúcar.

 

“El test de aire espirado se hace soplando, como si se tratara de una prueba de alcoholemia”, describe la doctora Moreno. “Miramos dos parámetros, el hidrógeno y el metano expirado, que son gases que fabrica nuestra flora intestinal al descomponer los azucares”, añade.

 

¿Cómo se realiza el test de aire espirado?

 

El proceso consiste en soplar en un dispositivo que mide y analiza la cantidad de hidrógeno que contiene el aliento del paciente. La primera medición se realiza en ayuno y posteriormente se le facilita una pequeña cantidad del tipo de azúcar a estudiar (lactosa, sacarosa, sorbitol, fructosa, etc.) disuelto en agua. A partir de este momento se irán tomando muestras de aire regularmente cada 25 minutos durante un periodo de unas tres horas aproximadamente.

 

El funcionamiento del test de intolerancias alimentarias se basa en el hecho de que las bacterias intestinales al descomponer los azucares liberan hidrógeno y metano, y este pasa por difusión al torrente sanguíneo y después al pulmón, donde es expulsado con la respiración.

La prueba se basa en el hecho de que no existe producción endógena en el organismo humano, por tanto todo el hidrógeno y metano exhalado procederá de la fermentación bacteriana de azúcares no absorbidos en el intestino

 

“Lo que se analiza es que todo el azúcar suministrado se absorba en el intestino delgado y no llegue al colon. Si llega al colon significa que hay un problema de absorción intestinal, cuando esto ocurre decimos que hay mala bsorción del azúcar en cuestión. Si además aparecen patologías como calambres abdominales, gases, náuseas o vómitos, diarreas durante la realización de la prueba, hablaremos entonces de intolerancia a este azúcar”, afirma la especialista de Mi Tres Torres. Y prosigue: “Al ser estos síntomas muy genéricos, pueden confundirse con otras patologías intestinales,como celiaquía, Crohn, sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado SIBO), cierta medicación… La realización el test del hidrógeno espirado va a permitir realizar un diagnóstico más exacto y poder tomar las medidas adecuadas en función de cada caso”.

 

A modo de conclusión, la doctora Ester Moreno, remarca que este test no sirve para detectar alergias alimentarias, “para ello es necesario hacer otro tipo de pruebas diagnósticas”, como medición Ig E específicas para alérgenos alimentarios (cacahuete, proteína leche vaca,…) concluye.

 

 

 

Posts relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies