Rinoplastia: modifica la forma y el tamaño de tu nariz - Mi Tres Torres Quiero

Rinoplastia: modifica la forma y el tamaño de tu nariz

Es una técnica quirúrgica que permite modelar la nariz para lograr un cambio de aspecto y mejora la armonía del rostro.

La rinoplastia es una cirugía que permite modelar la apariencia nariz. Está destinada a modificar la forma y el tamaño, cambiando la hechura de la punta o el dorso, estrechando los orificios nasales o cambiando el ángulo entre la nariz y el labio superior, con el objetivo de conseguir una mejor armonía facial.

“Normalmente, el objeto de la rinoplastia es mejorar el aspecto estético o externo de la nariz del paciente”, afirma el doctor Fran Cuesta, cirujano maxilofacial de la Clínica Mi Tres Torres y Barcelona Faces. Aunque en muchos casos también “cumple una función reparadora y funcional ya que corrige problemas congénitos, traumatismos y algunos problemas respiratorios”, expone el doctor.

Puede ser candidato a rinoplastia cualquier hombre o mujer que desee cambiar el tamaño o la forma de su nariz. En la consulta inicial, el cirujano evaluará el estado de salud y la estructura facial del paciente. “Una de las cosas que valoramos es qué ha hecho al paciente acercarse a este proceso”, explica el cirujano de la Clínica Mi Tres Torres. “Es importante que tenga unas expectativas realistas sobre el resultado final de la intervención, por eso es fundamental hablar con él, entender qué persigue y asesorarle para lograr satisfacer sus necesidades de manera adecuada”, expone.

 

Cómo se realiza la rinoplastia

 

Una nariz bien operada deberá “adaptarse armónicamente al rostro, no tener estigmas de haber pasado por quirófano y mantener o mejorar su función respiratoria”, afirma el doctor Fran Cuesta. Para alcanzar este resultado óptimo es importante el proceso previo a la intervención para “decidir el plan terapéutico conjuntamente”. Se llevará a cabo “un estudio pormenorizado de la nariz, el paciente nos detallará sus expectativas y nosotros le explicaremos cuál es el resultado más proporcional o correcto para sus dimensiones faciales”.

 

La rinoplastia es una intervención quirúrgica que suele durar entre una y cuatro horas, según la complejidad. Lo más habitual es llevarla a cabo con anestesia general aunque también se puede realizar bajo anestesia local y sedación, dependiendo de la complejidad de la cirugía y las preferencias del cirujano.

 

Tras la operación será necesario que el paciente lleve una férula nasal durante una semana, la nariz y la cara se hincharán y puede aparecer dolor de cabeza, motivo por el cual se prescriben antiinflamatorios. Al cabo de una semana, aproximadamente, se retira la férula, “cuando disminuye la inflamación más importante”, explica el cirujano de la Clínica Mi Tres Torres y Barcelona Faces. El paciente podrá empezar a hacer vida normal pero aún le quedará una leve inflamación, que irá disminuyendo progresivamente durante los tres y los seis meses posteriores a la intervención.

Posts relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies