Lumbalgia: la lesión más frecuente de la espalda baja - Mi Tres Torres Quiero

Lumbalgia: la lesión más frecuente de la espalda baja

Es un problema de salud muy frecuente que puede afectar a cualquier persona y que se presenta, en ocasiones, sin avisar. 

lumbalgia

La espalda baja es la zona que más carga de peso soporta de nuestra espalda, por ello es la que más tiende a sobrecargarse tras un esfuerzo o movimiento inadecuado, pudiendo desembocar en una lumbalgia o dolor lumbar. Es un problema de salud muy frecuente, y aunque puede afectar a cualquier persona, suele aparecer con más frecuencia a partir de los 30 o los 40 años. Además, “las personas que han padecido una lumbalgia son más propensas a la recaída y padecer otro episodio”, afirma el doctor Juan Pablo Oglio, especialista en anestesiología responsable de la Unidad de Tratamiento del Dolor de Mi Tres Torres.

 

La lumbalgia está producida por alteraciones en los ligamentos, los músculos, los discos vertebrales y vértebras localizados en esa zona de la espalda. En ocasiones incluso “puede extenderse desde la zona lumbar a las piernas o miembros inferiores, es lo que llamamos dolor lumbar irradiado”, describe el doctor Oglio.

 

La lumbalgia presenta diversos grados de intensidad

 

La lumbalgia puede presentarse en forma de episodios agudos (lumbalgia aguda o lumbago), de pocos días de duración, que pueden ser muy dolorosos. En otras ocasiones los síntomas son persistentes en el tiempo. “Si su duración es superior a los tres meses hablamos de lumbalgia crónica”, explica el responsable de la Unidad de Tratamiento del Dolor. En estos casos el dolor puede ser de menor intensidad, pero el hecho de que sea crónico puede limitar mucho las actividades de la vida diaria.

 

Diagnóstico y tratamiento de la lumbalgia

 

“Cada caso tiene un enfoque concreto”, expone el doctor de Mi Tres Torres, “pero se puede decir que como primera opción iniciamos siempre un tratamiento conservador, con analgesia y rehabilitación, individualizando según el paciente y su caso concreto». Si pasados unos días el dolor no remite, “es probable que iniciemos, siempre que el caso del paciente lo indique, una segunda fase de diagnóstico con pruebas de imagen, como resonancias magnéticas o radiografías, para detectar si existe otro problema como puede ser una hernia discal (una degeneración de los discos intervertebrales)”.

 

Prevención del dolor lumbar

 

A pesar de que no se puede evitar la aparición del dolor lumbar, hay cosas que se pueden hacer para disminuir el impacto de problemas de la espalda lumbar.  Mantenerse en forma y tener un buen estado físico haciendo ejercicio (evitando los deportes de impacto) y favoreciendo la tonificación y flexibilidad muscular. Es clave tener un peso saludable, saber mantener una buena postura corporal.

 

 

 

 

Posts relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies