Implantes cigomáticos para pacientes con poco hueso - Mi Tres Torres Quiero

Implantes cigomáticos para pacientes con poco hueso

Esta técnica de implantología dental compleja consiste en fijar los implantes en el hueso cigomático del pómulo.

Los implantes cigomáticos son un tipo de implante dental indicado para aquellas personas que han perdido tal cantidad de hueso en su maxilar, que resulta imposible llevar a cabo una regeneración ósea que garantice el éxito de los implantes habituales.

 

A diferencia de los implantes dentales que se anclan en el maxilar, esta técnica compleja de implantología dental consiste en fijar los implantes en el hueso cigomático del pómulo para eliminar la necesidad de hacer implantes con injertos óseos. “Al hueso cigomático, a diferencia de los que rodean los dientes, no le afecta la enfermedad periodontal ni la pérdida de dientes”, explica el doctor Fran Cuesta, cirujano maxilofacial de la Clínica Mi Tres Torres y Barcelona Faces.

 

La pérdida de estructura ósea en el maxilar se puede dar cuando una persona ha estado sin dientes durante bastante tiempo y, por tanto, el hueso no ha recibido estimulación. Cuando esto pasa se desencadena un proceso llamado reabsorción ósea, que implica la pérdida progresiva del hueso que rodea los dientes. La boca de un paciente puede experimentar esta pérdida de hueso, fundamentalmente, por tres motivos:

 

  • Ha padecido enfermedad periodontal.
  • El uso de dentaduras postizas.
  • La edad del paciente.

 

Cómo se colocan los implantes cigomáticos

 

La colocación de implantes cigomáticos se realiza, habitualmente, con anestesia local acompañada de sedación consciente. El procedimiento se lleva a cabo en dos fases: primero se coloca una prótesis dental provisional, hasta que la encía y los tejidos del hueso hayan cicatrizado, en la segunda, se coloca la prótesis definitiva. “Esta técnica acorta los tiempos de tratamiento, porque permite el uso de técnicas de carga inmediata, así el paciente sale del quirófano con una dentadura provisional pero fija, sustituyendo a las incómodas prótesis con paladar”, expone el cirujano maxilofacial de Mi Tres Torres.

 

Este tipo de implante tiene que estar prescrito por un especialista, que deberá valorar si existe alguna otra posibilidad antes de la colocación de estos implantes. “En personas muy jóvenes es mejor reponer el hueso, porque a la larga los implantes cigomáticos pueden causar molestias por el hecho de recibir la presión de la masticación en el pómulo en lugar de en el hueso maxilar. Sin embargo, esto en pacientes de más edad, por encima de los 65 años, esto es poco frecuente puesto que tienen otro tipo de potencia muscular”, afirma el doctor.

 

Gracias a los implantes cigomáticos “el paciente puede recuperar tanto la capacidad de masticar como la estética facial que se pierde con la falta de dientes o hueso maxilar”, concluye el doctor Fran Cuesta.

Posts relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies