La importancia de intervenir cuanto antes una fractura de cadera Quiero

La importancia de intervenir cuanto antes una fractura de cadera

En cuanto se diagnostica la rotura es recomendable realizar la operación quirúrgica durante las primeras 48 horas.

“Lo ideal es que cuando se produce una fractura de cadera se opere en las primeras 48 horas, siempre que el paciente esté debidamente optimizado para la cirugía por un equipo médico”, afirma el doctor Joan Cabello. El especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología de la unidad iMove de la clínica Mi Tres Torres, refuerza su afirmación basándose en los datos aportados por diferentes estudios que “concluyen que una intervención rápida reduce el riesgo de mortalidad del paciente al cabo de un año considerablemente”, expone.

 

En el último informe presentado por la Sociedad Catalana de Geriatría y Gerontología (SCGiG) a finales de 2018, se apuntaba que un 5% de las personas mayores de 65 años hospitalizadas por fractura de cadera muere antes de recibir el alta, un 24% en el transcurso del primer año desde la intervención y un 45% a los tres años.

 

Más incidencia en mujeres de edad avanzada

 

Se calcula que en España se producen anualmente en torno a 30.000 fracturas de cadera (que afecta a la zona superior del hueso de la pierna, el fémur, en su unión con la pelvis). Su grado de incidencia aumenta exponencialmente con la edad, especialmente entre las mujeres. “El 80% de este tipo de fracturas se producen en mujeres con más de 70 años y con un índice de osteoporosis mayor”, remarca el doctor Cabello.

 

De todos los casos de fractura de cadera diagnosticados a nivel estatal, en el 95% será necesario realizar una intervención quirúrgica para atajar el problema, según refleja el último informe elaborado por el Registro Nacional de Fracturas de Cadera, que recopila datos de hospitales de todo España. “La fractura de cadera es una urgencia quirúrgica porque no existe ningún tratamiento ortopédico para abordarla, salvo casos muy particulares”, puntualiza el especialista de la unidad iMove.

 

Diferentes opciones de cirugía

 

Según el tipo de fractura, el estado del paciente y su situación funcional previa, se llevará a cabo un tipo determinado de intervención quirúrgica, a fin de dar solidez y estabilidad a la articulación y para lograr recuperar la movilidad del paciente. En función de esas variables, se utilizarán diferentes tipos de técnicas para lograr los mejores resultados médicos posibles, ya sea con la reparación mediante placas y clavos,o realizando reemplazos con prótesis parciales o totales de la cadera.

 

Durante el postoperatorio el equipo médico tratará de levantar al paciente y hacer que comience a caminar lo antes posible. En ocasiones, al día siguiente de la intervención ya empieza a dar los primeros pasos. “En esta primera fase, la fisioterapia se centrará en ejercicios de amplitud de movimiento y fortalecimiento”, explica el doctor Joan Cabello de Mi Tres Torres. En función del tipo de cirugía y del acompañamiento que disponga el paciente en su hogar, es posible que la siguiente fase de recuperación no la pueda realizar en su casa, deba acudir a un centro de rehabilitación y deba realizarla internado en un centro de convalecencia.

Posts relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies