Quiero

Perder peso ¿Por qué técnicas como el Balón Intragástrico o el método POSE funcionan cuando no han funcionado las dietas?

El Dr. Román Turró de la Unidad de Cirugía de la Obesidad de Mi Tres Torres nos explica las claves del balón intragástrico y el Método POSE

Son varios los estudios publicados que demuestran la eficacia de técnicas como el Método POSE o el Balón Intragástrico en el tratamiento de la obesidad. Algunos de estos estudios comparan los resultados de estas técnicas con programas de adelgazamiento basados únicamente en la modificación de hábitos alimenticios y práctica deportiva. Estos estudios comparativos arrojan resultados positivos en cuanto a pérdida de peso conseguida con dichas técnicas en comparación con las dietas.

Según un estudio (1) que comparó los resultados del balón intragástrico con un programa basado en dieta y ejercicio concluyó que tras los 6 meses de colocación del balón los pacientes tratados con esta técnica habían perdido una media de 16,7 kilos versus 6,6 kilos con dieta.

Pero no solo la pérdida de peso fue significativa, también el mantenimiento de unos buenos hábitos alimenticios. Según la misma investigación 24 meses después de la colocación del balón, el abandono de los pacientes fue de un 0.7% mientras que en el  grupo de los tratados con dieta el abandono de unos correctos hábitos alimenticios fue de un 19,2%.

Las conclusiones de dicho estudio no significa que un programa basado exclusivamente en dieta y práctica de ejercicio no funcione. En el tratamiento del sobrepeso y la obesidad cada persona es única y consecuentemente los tratamientos deben adaptarse a cada caso. Dicho esto hay personas para quienes los programas de modificación alimentaria y conductual funcionan y hay personas que necesitan de una ayuda complementaria que facilite dicho cambio.

Esta función es la que tienen técnicas como el Balón Ingerible, el Balón Intragástrico o el Método POSE. Es decir, todas estas técnicas funcionan como una herramienta de ayuda dentro de un tratamiento más amplio basado en la adopción de hábitos saludables.

En el caso del Balón Ingerible y Balón Intragástrico una parte del estómago queda ocupada con el balón inflado. Este hecho propicia una sensación de saciedad temprana que hace que el paciente deje de comer antes y se sienta satisfecho con menores cantidades de comida que cuando lo hacía sin balón.

Con el Método POSE sucede lo mismo lo que varía es la técnica en sí misma y las indicaciones en función del grado de sobrepeso u obesidad. A diferencia del balón intragástrico, con el Método POSE la sensación de saciedad temprana se consigue mediante la reducción del tamaño y la capacidad del estómago.

En cualquier caso ambas técnicas suponen una ayuda para conseguir que la reeducación nutricional necesaria para que el paciente pierda peso sea más sencilla y efectiva.

 

Y es que tras la colocación de un balón o una intervención de método pose son muchos los primeros cambios que el paciente experimentará. Para empezar tras la intervención o colocación del balón el paciente debe adaptarse al nuevo tamaño del estómago. Ello implica llevar una dieta líquida durante las primeras semanas. Los primeros días el paciente se sentirá lleno con apenas un vaso de agua. Este hecho facilita que poco a poco se vayan incorporando alimentos líquidos, semilíquidos y finalmente sólidos de forma paulatina haciendo que el paciente interiorice y entienda cómo funcionan los mecanismos de saciedad. Todo ello trae consigo el aprendizaje de muchos conceptos que influyen en unos hábitos más saludables: Aprenderá a comer más lentamente, masticar mejor, repartir la ingesta de alimentos a lo largo del día, disminuir el tamaño de las porciones, aprender a sentirse satisfecho con alimentos y platos más ligeros, entre otros ejemplos.

Este cambio si se realiza sin la ayuda de estas técnicas es infinitamente mucho más complejo y requiere de un mayor esfuerzo por parte del paciente. Este es el motivo principal por el que muchas personas no consiguen perder peso exclusivamente con un programa de reeducación nutricional.  Además, con técnicas como el balón intragástrico o el Método POSE, durante los primeros meses se da una importante pérdida de peso que funciona como potente elemento motivador que anima al paciente a seguir así.

Dr. Román Turró

Unidad de Aparato Digestivo y Cirugía Bariátrica

Según el estudio Intragastric balloon or diet alone? A retrospective evaluation.

Posts relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies